Escucha esta nota aquí

Destroyers jugará hoy (15:30) la primera final en su objetivo de volver a la Liga tras 10 años de ausencia y de intentos de recobrar su lugar en el fútbol profesional. Los cuchuquis apuestan por un buen resultado en el encuentro de ida por el descenso indirecto frente a Petrolero, que se llevará adelante en el estadio Federico Ibarra, para después liquidar en condición de local.

Si logran ganar o empatar, los dirigidos por José ‘Pepe’ Peña deberán vencer en la revancha, a disputarse el miércoles (20:00) en el estadio Tahuichi, para frenar las aspiraciones de mantenerse en la Liga de Petrolero, que viene de caer en el duelo ante Universitario, que definió al equipo que iba al indirecto. Ambos empataron en el último lugar de la tabla acumulada.

Si estos dos rivales igualan en los resultados de ida y vuelta, habrá un tercer partido porque en esta definición la diferencia de goles no cuenta. El encuentro extra se disputará el próximo sábado en cancha neutral por definirse. 

Ya está en Yacuiba
Destroyers llegó ayer con anticipación a Yacuiba a la espera del duelo clave por el indirecto, en el que su única baja será el defensor Erwin Melgar, por sanción. En contrapartida, el equipo de Peña tendrá el regreso de Luis Oliver Osinaga, que cumplió una sanción y que acompañará en el ataque a Ángel Cuéllar.

Su rival no tendrá mayores cambios, pues el DT Óscar Garvizú apostará por los mismos que perdieron ante la ‘U’. 

Orosco o Irusta, el árbitro
Para evitar susceptibilidades, 45 minutos antes del inicio del partido de hoy se definirá al árbitro central mediante un sorteo entre el cochabambino Raúl Orosco y el chuquisaqueño José Jordán. Los asistentes serán Edwar Saavedra (Chuquisaca)y Juan Carlos Cardozo (Cochabamba).