Escucha esta nota aquí

Los vecinos del barrio Pompeya y los comerciantes de la feria Villa Corina, en Trinidad, difícilmente podrán olvidar este viernes 13 de noviembre. Despertaron con la noticia de que un voraz incendio, que se inició a las 6:15, dejó en cenizas ese mercado y afectó al menos 100 comerciantes. Más del 95% del local quedó en cenizas.

Tras realizar un sobrevuelo por la zona afectada y al terminar la reunión del Centro de Operaciones de Emergencia del municipio de Trinidad y de la Gobernación de Beni, el alcalde Mario Suárez declaró emergencia en la comuna e instruyó suministrar carpas y alimentación a los afectados. El burgomaestre donó Bs 5.000 para cubrir las necesidades prioritarias de los afectados.

El reporte
El comandante departamental de la Policía, Fernando Blanco, dijo que aún no se conocen las causas del siniestro, aunque se presume que el incendio fue provocado por una chispa en el sistema eléctrico y la posterior explosión de garrafas de gas, que generó el fuego.

Miembros de bomberos de la Policía, de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea y los bomberos voluntarios trataron de aplacar las llamas que consumían las casetas.
Según el reporte del periodista del canal 11 Televisión Universitaria de Trinidad, Mario Saavedra, las casetas del mercado estaban construídas en madera y en esa zona, los comerciantes vendían ropa americana, ropa, zapatos y electrodomésticos, mercadería que se redujo a cenizas.

Ruth Ortega, dirigenta de la Junta Vecinal del barrio Pompeya, informó de que la feria Villa Corina estaba compuesta por tres asociaciones de comerciantes, y relató que los vecinos acudieron para auxiliar a los vendedores que intentaron ingresar al mercado para retirar su mercadería y otros llevaron agua en baldes y vasijas.

Pese al esfuerzo, la totalidad del mercado, asentado en media manzana, fue destruido por las llamas. No se registró daños personales. Otro comerciante, Gastón Velasco, dijo que los bomberos no pudieron controlar las llamas.

Los residentes benianos iniciaron ayer una campaña solidaria para recolectar ropa y alimentación para las familias afectadas en el incendio