Escucha esta nota aquí


Francia está intentando frenar el arranque de las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la UE y Mercosur, el bloque que agrupa a Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia y Paraguay (además de Venezuela, que no participa en la negociación) y que representa más del 80% del PIB de Sudamérica, según explican varios socios de la UE y confirma la Comisión Europea, según un reporte de El País.

El intercambio de ofertas, que supone el arranque de la negociación formal, se producirá en la segunda semana de mayo, pero Francia ya ha pedido que se posponga la cita hasta que concluya un estudio sobre el impacto que las concesiones en este u otros acuerdos comerciales tendrían sobre el sector agrícola de la Unión.

Francia, que ha conseguido el apoyo de otros 12 países de la UE (Polonia, Austria, Grecia, Irlanda, Hungría, Rumanía, Lituania, Estonia, Letonia, Chipre, Eslovenia y Luxemburgo), se enfrenta al resto de socios, encabezados por España, Alemania, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia. En una carta dirigida a la Comisión el pasado 7 de abril, el bloque que encabeza París advirtió de que la oferta a Mercosur afecta a “productos sensibles” y sería considerada una “provocación” por los agricultores europeos.

El presidente francés, François Hollande, dio su apoyo a esa negociación en una reciente visita a Uruguay y Argentina, a finales de febrero. Pero el conflicto con los agricultores —que incluye nuevos ataques contra camiones cargados de vino español— podría obligar al Ejecutivo francés a mantener una posición más defensiva, a pesar de las promesas del presidente.