Escucha esta nota aquí

Los cocaleros de la federación de Chimoré llegaron a La Paz para convencer a Álvaro García Linera de que sea el acompañante de Evo Morales para las elecciones de 2019, mientras que la Central Obrera Boliviana (COB) alista un ampliado para elegir a un trabajador como parte del binomio del MAS.

"Hemos hecho ingresar una carta a la oficina del vicepresidente dando a conocer la resolución del voto resolutivo del congreso de la Federación de Chimoré donde unánimemente han decidido para que el binomio se mantenga en las próximas elecciones: Evo-Álvaro 2020-2025", dijo en conferencia de prensa el dirigente del Trópico Leonardo Loza.

Conoce más: 

Mientras que Juan Carlos Huarachi, ejecutivo de los obreros, manifestó que "no tenemos nada en contra de nadie, tenemos un mandato del congreso, que el vicepresidente tiene que ser un proletario, un trabajador".

García Linera declaró en varias oportunidades que no será más acompañante de Morales en la búsqueda de la repostulación, anticipando que volverá a las "bases" y seguirá junto al proceso desde el ámbito académico y de formación de nuevos líderes.

Lea también: 

Durante un discurso en Coroico, el vicepresidente sostuvo que "son ellos los que odian a Evo y odian al trabajador, ellos odian a la gente humilde y cual es nuestra respuesta, estar unidos (...) Nosotros no odiamos, nosotros queremos y levantamos a nuestra Bolivia".