Escucha esta nota aquí

Sin las casetas de metal, las que ilegalmente fueron construidas encima del canal de drenaje embovedado del tercer anillo externo, los gremiales están vendiendo tranquilamente en el mercado minorista Abasto, a cuatro días del desalojo de vendedores informales que protagonizó la Alcaldía en horas de la madrugada.


En el mismo mercado no se ven gendarmes ni funcionarios municipales, los mismos que realizan estrictos controles en la radial 19 y la avenida Piraí en las intersecciones con el tercer anillo externo y el cuarto anillo, para evitar que camiones de alto tonelaje con productos ingresen al mercado minoristas. 


En el Abasto del tercer anillo aún se pueden ver los fierros retorcidos de las casetas destruidas y las losetas removidas, pero no se ve ningún dirigente gremial. Los vendedores informales han reinstalado sus puestos de venta.