Escucha esta nota aquí

América Latina y el Caribe registrará en 2016 un segundo año de decrecimiento económico y se contraerá a un 0,5%, pero rebotará en 2017 a 1,5%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, (FMI) difundidas este martes.

En un escenario general de incertidumbre y aumento creciente de riesgos globales, el FMI redujo sus expectativas para la región, que en enero era de una contracción de 0,2% Este año, el desempeño económico latinoamericano será además peor que en 2015, cuando los países de la región se contrajeron 0,1%, indicó la institución, que celebra en Washington su reunión anual esta semana.

Brasil caerá el 3,8%

En Brasil se espera una caída de 3,8% -resultado idéntico a 2015-, a medida que la acentuada recesión y "las incertidumbres domésticas" dificultan la toma de correctivos en el gobierno de Dilma Rousseff, de por sí envuelta en una profunda crisis política.

"En América Latina, la caída de Brasil fue más profunda de lo esperado", y aunque en 2017 se espera un freno a la contracción económica en la séptima economía del mundo, el FMI indicó que sus proyecciones son objeto de "grandes incertidumbres".

En Argentina, la tercera economía de la región, el FMI celebró los ajustes a los indicadores macroeconómicos, pero advirtió que podrían generar una "leve recesión" en 2016, con una caída estimada de 1%.

Venezuela seguirá en su recesión 

Venezuela, que depende de las ventas de hidrocarburos para obtener 96% de sus divisas, se mantendrá en una "profunda recesión" y caerá 8% en 2016, complicada por la "incertidumbre política" y una creciente presión en sus indicadores macroeconómicos a medida que los precios del petróleo se estancan.

La inflación se espera que llegue a casi 500% a finales del año en el país con las mayores reservas de petróleo del planeta.

Colombia sufrirá una desaceleración

La caída del precios del crudo también sigue afectando a otros países productores de la región: Colombia deberá sufrir una desaceleración pero se mantendrá en la senda positiva con un 2,5% de crecimiento, mientras que Ecuador se unirá a los países en contracción, con una caída de 4,5% en 2016, indicó el Fondo.

Pero si 2016 marca un segundo año en número rojos para América Latina, se espera que la actividad económica se fortalezca en 2017 y el crecimiento registre un 1,5%.
?