Escucha esta nota aquí

"Desde hoy día Chile es diferente, es un Chile para todos", celebró Roxana Ortiz después de haberse convertido junto a la española Virginia Gómez en una de las primeras parejas gays en firmar una unión civil, una figura legal inexistente hasta este jueves.

En una ceremonia a puertas cerradas en el Registro Civil, en la que estuvieron acompañadas solo de sus familiares y amigos más íntimos, esta pareja logró concretar después de 11 años de relación sentimental una de las mayores aspiraciones de las organizaciones homosexuales chilenas.

Entre papel picado multicolor, sonrientes pero con el rastro en sus ojos de haber llorado de emoción, Virginia y Roxana exhibieron tras el fin de la ceremonia la libreta familiar de color azul que oficializa desde este jueves su Acuerdo de Unión Civil (AUC).

Mientras se desarrollaba la ceremonia, un grupo de parejas homosexuales bailó un vals en las afueras del edificio, donde también funcionarios de Registro Civil -que cumplen más de tres semanas en paro en demanda de mejoras salariales- aprovecharon la presencia de los numerosos medios de comunicación para protestar ruidosamente, con silbatos y vuvuzelas, y hacer pasar su mensaje.

A la misma hora, en la ciudad de Concepción (500 km al sur de Santiago), se unieron Vicente Medel Salazar y Esteban Guzmán Rioseco, una joven pareja de estudiantes homosexuales.

Los firmantes de este pacto podrán heredar del otro en igualdad de condiciones que los matrimonios y con las mismas obligaciones respecto de los hijos. También tendrán derecho a la cobertura de salud de su cónyuge, así como a la pensión. En el caso de los homosexuales, tienen la misma preferencia que los parientes sanguíneos para el cuidado de los hijos.

Día histórico
Pero tuvieron que trascurrir 12 años para que Chile concretara esta unión civil y lograra con ella echar abajo tabúes y abrir el camino hacia una sociedad más plural e inclusiva.

El cambio sorprende en un país en que todavía la Iglesia católica tiene una gran influencia y en el que el divorcio se estableció recién en 2004. Apenas hace 15 años se despenalizó la sodomía y el aborto aún no está permitido en ningún caso, aunque se discute en el Parlamento una iniciativa para despenalizarlo en caso de riesgo de vida para la madre, inviabilidad fetal o violación.

El punto de inflexión se produjo en 2012, con la aprobación de la "Ley Antidiscriminación" a raíz del terrible homicidio de Daniel Zamudio, un homosexual que murió a golpes en un parque de la ciudad a manos de una banda de neonazis.