Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales, en una entrevista concedida al programa Anoticiando de ATB, recordó anoche que en su primera gestión, el electo presidente de Chile Sebastián Piñera ofreció a Bolivia un corredor hacia el mar sin soberanía, en la modalidad de comodato por 99 años. El mandatario había asegurado momentos antes que con la presidenta saliente, Michelle Bachelet, durante su primera gestión, se mantuvieron negociaciones secretas para un enclave, pero que las elecciones en Chile frustraron el acuerdo final, a pesar de que incluso los enviados de ambos mandatarios sobrevolaron la zona en la cual se debería instalar el enclave boliviano.

“La presidenta Bachelet ya llevaba casi tres años de gestión. Se acercaban las elecciones en Chile y me dijo: ‘Evo, esto se va a politizar, hay que suspender’. Había una propuesta, no sé si estábamos cerca (de resolver el diferendo marítimo). Empezamos con el presidente Piñera, mediante Cancillería. Me informa que quiere avanzar, que nos quiere dar un corredor con autonomía, sin soberanía. Dije: ‘esa propuesta propongan para avanzar. Quedamos con su canciller que Piñera tuviera una visita a Bolivia, una bilateral, quería saber en qué consiste comodato por 99 años, pero nunca ha habido una propuesta”, dijo anoche. 

Consultado al respecto, el diputado chileno Jorge Tarud señaló que él estuvo al tanto de las negociaciones del enclave durante el primer Gobierno de Michelle Bachelet, pero que no se trataba de una cesión de soberanía para Bolivia, sino una utilización del territorio chileno por parte de Bolivia y significaba más facilidades comerciales con administración boliviana. Sobre el ofrecimiento de Priñera, Tarud aseguró que no tiene asidero, cree que son “cuentos viejos”, porque él nunca lo supo. 

Las negociaciones

Morales contó que en 2006, antes de asumir la Presidencia, Eduardo Rodríguez Veltzé le aseguró que si lo dejaba unos meses más resolvería la controversia marítima. Luego, ya con Bachelet como presidenta de Chile, iniciaron negociaciones secretas y él designó a Ana María Romero, por ese entonces presidenta del Senado, como su enviada.  

“Recuerdo que el hermano excanciller David Choquehuanca me dijo que se retiraría dejando  mar para Bolivia, Chile lo convenció de que se resolvería, fue dilación. Quiero que entienda el pueblo boliviano, Chile tiene una política de dilación”, dijo.

Sobre la negociación con Piñera, Morales dijo después del ofrecimiento Piñera se perdió, no se pudo avanzar más y entendió que se trataba de un juego dilatorio, por lo que decidió presentar la denuncia ante La Haya.  

Como adelantándose a esto, Piñera había dado una entrevista antes de anoche a Patricia Janiot. “Yo, como presidente de Chile, voy a defender, dentro del marco del derecho, la integridad de nuestro territorio y la soberanía de nuestro país con toda la fuerza del mundo”, dijo en Univisión, al referirse a la demanda marítima iniciada por Bolivia.