Escucha esta nota aquí

Los países 195 miembros de la convención de la ONU sobre el clima adoptaron el viernes en Ginebra un documento base de negociación con vistas a un acuerdo multilateral contra el calentamiento climático, que se espera aprobar en diciembre en la conferencia de París.

"¿Podemos considerar que el texto de negociación que presentan stedes hoy en Ginebra es el texto sobre el que iniciaremos las negociaciones fundamentales?" inquirió, en sesión plenaria, el copresidente de los debates, Daniel Reifsnyder.  "Al no escuchar objeciones, así se decide", dijo.

La secretaria de la Convención de Cambio Climático de la ONU (Unfccc) dijo que los estados han hecho lo que se habían propuesto: definir y asumir un texto sobre el cual negociar, dado que el documento inicial era una propuesta de los copresidentes y no había sido aceptada por los países.

El acuerdo deberá ser alcanzado en París a finales de este año y 
entrará en vigor en 2020.

Hasta la reunión de París habrá varios encuentros: tres formales, en junio, septiembre y octubre, donde se discutirá y se negociará el
fondo del texto
, y otros informales en los que se espera impulso
político.

"Ahora lo que necesitamos es incrementar las directrices políticas", aseveró Figueres, que confía en esos encuentros informales a concretarse, entre otros, en el Foro de las Principales Economías, el Diálogo Climático de Petersburg; la Conferencia de ministros africanos de Medio Ambiente; así como las próximas reuniones del G7 y G20.

Concretamente, el objetivo final del acuerdo es lograr que no haya un calentamiento global mayor a 2 grados centígrados, algo que 
los científicos opinan que aún es posible.

"Lo importante es que el documento de París esté en línea con las
evidencias científicas", advirtió Figueres.