Escucha esta nota aquí

¿Qué detalles se están ajustando para la visita del papa?
Se está trabajando sobre una propuesta que será oficializada por la Santa Sede. Hay una comisión de liturgia para las celebraciones, de comunicación, de protocolo, de logística, de salud para cualquier eventualidad no solo del papa, sino que él viene acompañado por unas 100 personas, entre periodistas y su séquito personal. Esto se está coordinando con el Gobierno. La próxima semana llega a Bolivia el equipo de seguridad del papa, que se reunirá con la comisión de seguridad del Gobierno nacional.

¿Habrá papamóvil?
Claro, tiene que haber un coche descubierto para que el papa salude a la gente y pueda ser visto. Esto (el coche) tenemos que hacerlo en Bolivia. El papa no quiere coches blindados, él quiere ser visto. Vamos a hacer todo lo posible para que los bolivianos tengan la posibilidad de encontrarse con él. Eso es lo que queremos, que el papa sea visto, que haya un verdadero encuentro, una comunicación lo más directa posible, que la mayor cantidad de la población pueda encontrarse con él.

¿Se habilitará un recorrido largo donde vaya la gente?
Eso es lo que se está pensando, que pueda haber el máximo contacto en los traslados a los lugares donde el papa estará. El deseo es que el papa vea a la gente de Bolivia y la gente vea al papa.

¿Los días de la visita papal habrá actividades laborales?
La Iglesia ha pedido al Gobierno decretar feriado en cada uno de los lugares donde el papa va a visitar. Ha habido una buena acogida de la idea, pero es el Gobierno el que tiene la decisión final. Se ha pedido que el feriado sea en el día y el lugar (departamento) específico donde estará el papa, no todos los días. Se ha pedido que haya tolerancia o feriado y la disposición que hemos encontrado en el Gobierno es muy buena, tanto para esta iniciativa como para colaborar con todo para que la visita del papa sea recordada como un momento histórico en el país.

¿Se le hará algún obsequio en particular al santo padre?
No hay nada concreto todavía, pero hay iniciativas y empresas que han dicho que les gustaría regalarle un cuadro, nosotros también estamos abiertos a este tipo de iniciativas y a colaboraciones económicas de empresas e instituciones, porque es mucho lo que hay que preparar.

¿Cuánta gente se prevé que habrá en la celebración principal en Santa Cruz?
Para el encuentro más importante y masivo que se está preparando estamos calculando unos dos millones de personas, porque preveemos que, además del movimiento interno de bolivianos, será una oportunidad para acercarse desde Argentina y Brasil.

¿Cuáles son los temas que se trataron en la 99ª Asamblea de la Conferencia de Obispos?
Hay una tema fundamental esta vez, que es la visita del papa Francisco. Los obispos han estado dando sugerencias, entonces es la asamblea de la visita del papa a Bolivia, porque todo lo que no sea urgente se ha postergado para la asamblea de noviembre. También se ha hablado del aporte que Bolivia va a presentar al Sínodo de la Familia, a celebrarse en octubre, en Roma, y los seminarios de Bolivia, porque hay un descenso de vocaciones, hay que ver cómo llegamos más a los jóvenes.

Al año, ¿cuántos sacerdotes se ordenan en el país?
Hoy tenemos alrededor de 100 seminaristas. La media de ordenación al año es de 15, muy bajo para tantas parroquias. Por lo menos necesitamos el doble.

¿Qué está pasando con los jóvenes, han dejado de creer?
Hay una fuerte influencia de la cultura globalizada y que pone como valor primero la comodidad, el bienestar, el consumo, y la vida sacerdotal es una vida de entrega y sacrificio. También hay una crisis de la familia, porque hoy si un hijo le dice: “Quiero ser sacerdote”, más bien intentan sacarle eso de la cabeza.

El V Congreso Eucarístico está previsto del 1 al 5 de julio en Tarija, ¿se confirma?
Los obispos están decidiendo postergarlo, porque como la visita del papa será del 8 al 10, las fechas colisionan y la gente preferirá estar donde está el papa