Escucha esta nota aquí

Un equipo de paleontólogos bolivianos halló en Chuquisaca varias piezas de fósiles de mamíferos prehistóricos con una antigüedad estimada de 14.000 años y que corresponden a la última era glacial, informó uno de los investigadores este jueves a la agencia de noticias Efe.

El científico Omar Medina, de la Sociedad Boliviana de Paleontología, dijo que el hallazgo fue hecho cerca del municipio de Mojocoya, a 180 kilómetros al noreste de Sucre, en el departamento de Chuquisaca.

Los investigadores encontraron restos de fósiles de gliptodontes
(una especie de armadillo gigante) y gonfoterios (mastodontes) en
una zona que, a juicio de Medina, puede tratarse de un cementerio de
la era glacial, al estar esparcidos los restos en una gran extensión
de tierra.

"Existen varios huesos a flor de tierra y creemos que existen muchos más enterrados por el lugar", dijo Medina.

Desarrollo del proyecto

El descubrimiento inicial fue hecho a fines de diciembre pasado, cuando se encontraron vértebras y molares de mastodontes, gracias a la ayuda de los pobladores de la región, según el investigador.

El trabajo continúa con la recolección y búsqueda de piezas en un área de aproximadamente cinco hectáreas, y el plan de los paleontólogos es trabajar después en una campaña de dos a tres meses, y en una etapa posterior durante un año.

La alcaldía de Mojocoya es la que por el momento financia el trabajo, el transporte de los equipos y los gastos de la primera fase de la investigación, indicó.

Medina agregó que solicitarán ayuda a entidades extranjeras, en
concreto para obtener la certificación internacional oficial del
hallazgo.

No solo dinosaurios en Chuquisaca

El investigador destacó que el descubrimiento se haya realizado en el departamento de Chuquisaca, donde ya se lograron varios hallazgos paleontológicos.

"Es un descubrimiento importante porque Chuquisaca se caracterizaba principalmente por tener huellas de dinosaurios y ahora se encontraron fósiles de mamíferos del Pleistoceno", sostuvo.

Cerca de Sucre se encuentra un farallón con varias huellas de dinosaurios, con una antigüedad de 66 millones de años.

El equipo de investigadores está formado por seis bolivianos, que han sido asesorados por expertos desde Uruguay, que ayudaron a 
determinar a qué especie correspondían los huesos encontrados.