Escucha esta nota aquí

La parroquia María Asunta (orden del Verbo Divino) y los pobladores de San Rafaelito de Sutuniquiña se unen para incentivar a que los niños de esta comunidad aprendan a tocar el violín Stradivarius.

Miguel Cesarí, líder religioso de esta comunidad indígena, manifestó que esta iniciativa fue bien valorada por los padres de familias para que sus hijos se inclinen por el arte de la música.

Queremos que los niños aprendan a tocar el violín y que nos ayuden a animar la celebración de la eucaristía en la iglesia de la comunidad, dijo Cesarí.

"Todas las tardes viene nuestra maestra de música a enseñarnos a tocar y estamos aprendiendo", dijo el niño, Miguel Ángel Opimí.