Escucha esta nota aquí

“Siempre voy a pensar en grande”, así de claro fue el nuevo refuerzo de Oriente Petrolero, el volante argentino Paulo Rosales, que llega para aportar con su habilidad en el medio sector del equipo refinero. Tiene 33 años y su último club fue el Unión La Calera de Chile, que logró el retorno a primera división hace unos días. También paseó su fútbol por equipos de su país como Newell's Old Boys, Unión de Santa Fe, Talleres de Córdoba, Olympiakos Volou, Independiente, Olimpo, Instituto. Además jugó en el Esporte Clube Bahia (Brasil) y en Santiago Wanderers (Chile). Te dejamos sus mejores frases.

Sus primeras palabras. Agradecerle al presidente (José Ernesto Álvarez) y a la comisión (técnica) que me dan la oportunidad de venir a Oriente Petrolero. Sé a dónde vine, es uno de los (clubes) más grandes de Bolivia. Seguramente, como lo he hecho en todos los clubes, voy a entregar todo para aportar al equipo desde el lugar que me toque.

También puedes leer: Zamora, el nuevo arquero de Oriente

¿Por qué Oriente? Lo que me sedujo fue el club ver que es tan importante, me ha tocado andar por muchos lugares y gracias a Dios he tenido la oportunidad de jugar la mayoría de las veces en clubes lindos, que requieren mucha responsabilidad. La verdad es que estoy muy contento de estar aquí.

Trabajo. Estoy con ganas de ponerme a entrenar, hace una semana que terminé en Chile (su exclub logró el retorno al profesionalismo la última semana de diciembre), he tenido pocas vacaciones, pero bueno vengo con muchas ganas e ilusión.

Néstor Clausen. Nunca he tenido la posibilidad de jugar con él, pero sí lo conozco, pero nunca estuvimos juntos.

Así juega. Si bien fui enganche toda mi vida, últimamente he jugado en otros puestos de mitad de cancha por ahí con salida, darle juego un poco más atrás al equipo, pero siempre me destaqué como habilitador y que los delanteros estén bien asistidos.

Copa Libertadores. Saber que hay un partido clasificatorio a una copa, la más importante de todas, es alentador. Dios quiera que las cosas salgan bien, voy a entregar todo para que eso pase. Ojalá ganemos ante Universitario (de Deportes) para entrar a la copa.

Torneo local. Siempre voy a pensar en grande, así como es Oriente. Hay que intentar estar en los puestos de arriba en el torneo local. Hay que pelear el campeonato.

A la hinchada. La promesa es la entrega, el entrenamiento y lo que ellos vean dentro de la cancha. Siempre digo que a la gente se la contagia desde adentro, ojalá que lo podamos hacer.