Escucha esta nota aquí

La relación entre perros y gatos nunca fue de maravilla, así lo corrobora el video viral que muestra a un gato apropiarse de la cama de un perro bulldog, llamado Pixel.

Las imágenes muestran al cachorro, de diez semanas, intentando que el gato le devuelva su lugar ideal para tomar una siesta.

De buena manera, intenta una y otra vez recuperar su cama pero el gato parece una estatua, pues no mueve ni una sóla pestaña.