Escucha esta nota aquí

El ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, manifestó su deseo de que el principio de acuerdo expropiatorio alcanzado el domingo entre Bolivia e Iberdrola tenga el mismo "final feliz" que tuvo en Argentina el que acabó con la nacionalización de YPF.

El Gobierno boliviano anunció el domingo que había alcanzado "un principio de acuerdo" con la empresa eléctrica española Iberdrola para pagarle una indemnización por la nacionalización de sus cuatro filiales decretada en 2012, que dará a conocer "seguramente los primeros días de enero".

El ministro español afirmó que Bolivia e Iberdrola "llevan tiempo negociando y parece ser que las cosas van bien".

"Es una negociación que lleva directamente la empresa con el Gobierno de Bolivia para la que deseo un final feliz, al igual que fue el de Repsol con Argentina en el caso de YPF que le ha permitido obtener liquidez para comprar, nada más y nada menos, que Talismán, y convertirse en uno de los 15 mejores operadores del mundo", dijo el ministro.

El pacto de Repsol con el gobierno argentino finalizó con un acuerdo que preveía el pago de 5.000 millones de dólares en títulos de deuda argentina como compensación por la nacionalización del 51% de las acciones que tenía en la petrolera argentina YPF.