Escucha esta nota aquí

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) recomendó este viernes que haya permanentemente dos tripulantes en la cabina de un avión durante un vuelo, incluyendo "por lo menos un piloto habilitado".

En una recomendación temporal publicada en su portal de internet, la Agencia consideró que las compañías tienen que "reexaminar los riesgos (...) asociados con la salida de tripulantes de la cabina de mando por necesidades operativas o fisiológicas durante fases no críticas del vuelo".

La EASA aclara que realiza esta recomendación basándose en la información disponible sobre las posibles causas que llevaron esta semana a un avión de pasajeros a estrellarse en Francia, mientras se espera el resultado de la investigación técnica que lleva a cabo la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA).

"Esta recomendación se podrá reexaminar en función de cualquier nueva información relativa a este accidente", agregó.

El Airbus A320 de la compañía alemana Germanwings, que volaba de Barcelona a Düsseldorf, se estrelló el martes en los Alpes franceses y mató a las 150 personas que iban a bordo, entre ellas 75 alemanes y 51 españoles.

"Aunque aún estamos de luto por las víctimas, todos nuestros esfuerzos se concentran en mejorar la seguridad de los pasajeros y tripulantes", declaró el director ejecutivo de la EASA, Patrick Ky, según el comunicado.

Las primeras investigaciones apuntan a que el avión fue estrellado de forma voluntaria por el copiloto Andreas Lubitz, el cual ocultó a sus mandos superiores que se encontraba de baja médica el día de la tragedia.

Canadá también asume medidas

El Gobierno de Canadá anunció este viernes que impondrá la obligación a las aerolíneas que operan en su país de que al menos dos miembros de la tripulación se queden de forma permanente en el avión durante un vuelo comercial, así lo afirmó la ministra de Transportes del país norteamericano, Lisa Raitt, según señala el diario El País de España.

Además, aerolíneas de otros países como la islandesa Islander, la británica Monarch y la emiratí Emirates han anunciado medidas similares.