Escucha esta nota aquí

La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, fue imputada este viernes por el supuesto encubrimiento de iraníes en la investigación sobre el atentado antisemita de 1994, decisión que avala una denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, informó la Fiscalía.

Kirchner, de 61 años, podría ser citada a dar una declaración indagatoria, presencial o por escrito si el juez que lleva este caso, Daniel Rafecas, así lo decide.

El fiscal Gerardo Pollicita aceptó los argumentos de Nisman y acusó a la presidenta y al canciller Héctor Timerman, entre otros allegados al gobierno, de "los delitos de encubrimiento por favorecimiento personal agravado, impedimento o estorbo del acto funcional e incumplimiento de los deberes de funcionario público", según el texto difundido por la Fiscalía.

El caso se remonta a julio de 1994 cuando desconocidos volaron con explosivos la mutual judeo-argentina AMIA con un saldo de 85 muertos y 300 heridos, el atentado más grave en la historia argentina que lleva 20 años en la impunidad.

Kirchner apoyó en 2005 la acusación contra el Gobierno de Irán y en 2013 firmó un acuerdo con Teherán para sentar en el banquillo a los sospechosos.

Nisman y la colectividad judía argentina rechazaron el acuerdo por considerar que los iraníes no son confiables y usarían el pacto para librarse de culpas. 

Desde la muerte del fiscal Nisman aparecieron diferentes acusaciones que lo vincularían con la embajada de Estados Unidos y con el mismo gobierno israelí.