Escucha esta nota aquí

De manera sorpresiva y justo a inicios de 2015, las gaseosas de la línea de Coca Cola (Fanta, Sprite y Simba) y la cerveza Paceña registraron un incremento de precios que se trasladó al consumidor final.

Así, la botella de 2,5 litros de gaseosa que costaba Bs 11 se la vende a Bs 12 y 12,50, mientras que la de 2 litros de Bs 10 subió a Bs 11.
Un comerciante explicó que ese precio viene de los camiones y si uno va a los mayoristas, les venden un poco más caro, por lo que ellos se ven obligados a subir irremediablemente el precio al consumidor final.

Al respecto se buscó tener la palabra de los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía, pero desde esa dependencia dijeron que están esperando un informe oficial para luego evaluar qué medidas adoptarán.

Para corroborar el movimiento de precios, se llamó a Embotelladoras Bolivianas Unidas S.A. (Embol), la encargada de comercializar Coca Cola, Fanta, Sprite y Simba, pero indicaron que la persona responsable se encontraba de vacación y que buscarían a otra para dar una explicación y se comunicarían con el periódico. Hasta el cierre de la presente edición no se obtuvo ninguna respuesta.

Los mayoristas
Los distribuidores y las agencias mayoristas lamentaron que el paquete de seis botellas de dos litros de la línea Coca Cola de Bs 50 se elevó a Bs 52 y en algunos casos a Bs 54.

“Está más caro. Imagínese si cuesta Bs 54, por unidad nos sale a Bs 9, entonces en los barrios seguro que le suben un peso o hasta dos”, dijo una vendedora de la zona de La Ramada.

Otro comerciante mayorista remarcó que las demás marcas de gaseosas mantienen el mismo precio y lo que debería preocupar es que durante el año pasado la cerveza Paceña en tres oportunidades aumentó de precio.
Así, por ejemplo, la caja de 24 latas de Paceña que costaba Bs 160 pasó a valer Bs 180 y si el cliente quiere con factura, el precio sube a Bs 200, por lo que este producto en las tiendas de barrio de Bs 9 pasó a ser comercializado a Bs 10.

Desde la Asociación de Distribuidores de Cerveza de Santa Cruz (Adiscercruz) en principio subrayaron que el producto se encareció, pero cuando se pidió mayores detalles a su actual titular, Donasiano Bustamante, optó por no atender el celular y finalmente apagarlo.

El fardo de cerveza Paceña que se ofrecía a Bs 380, ahora se lo encuentra entre Bs 430 y Bs 440.
Para tener la versión de Paceña, se buscó a sus ejecutivos de La Paz, pero no pudieron ser ubicados