Escucha esta nota aquí

Decenas de minibuses ocupan el carril externo del segundo anillo entre la plazuela Fátima y la avenida Santos Dumont, zona en la que está ubicada la Dirección de Tráfico y Transporte (DTT) y pretenden tomarlo.

Efectivos policiales antimotines y de la gendarmeria municipal llegaron hasta el edificio para resguardar las instalaciones ante las amenazas de toma. La Asociacion de Transporte Satélite Norte también bloquea el segundo anillo en la zona del Cristo.

Tras las intensas negociaciones del jueves, el diálogo no prosperó entre la alcaldesa de Santa Cruz, Desirée Bravo, y los dirigentes del transporte intermunicipal, la autoridad no aceptó el pedido de revocar la normativa que prohíbe que los minibuses ingresen hasta el primer anillo de la urbe cruceña.

Un representante de los transportistas indicó que su sector mantendrá una reunión con sus afiliados para determinar qué medidas de presión asumirán desde el lunes. 

El vicepresidente de la Federación de Minibuses, Sergio Negrete denunció que no tuvieron un acercamiento con la Alcaldía el jueves y aseguró que solo hubo una reunión con los representantes del transporte libre. 

Los representantes de los transportistas salieron molestos de la reunión y anunciaron que, si en 24 horas no se modifica la decisión de las autoridades municipales cruceñas, "cercarán" la ciudad de Santa Cruz con un bloqueo masivo de las carreteras.

"En caso de que no se nos escuche, no se abra una mesa de diálogo entonces las 15 provincias y los 56 municipios que prestamos esta clase de servicio nos tomaremos la obligación de tomar las carreteras", dijo Sergio Negrete, representante del Bloque Único de Asociaciones de Minibuses del departamento de Santa Cruz.

Bravo afirmó que harán cumplir la ley y no permitirán el ingreso de los motorizados hasta el centro de la ciudad. "No van a ingresar al primer anillo. No vamos a permitirlo mediante la fuerza pública", dijo la alcaldesa.