Escucha esta nota aquí

Estados Unidos anunció que pondrá fin a los aportes de fondos a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés).

En un comunicado emitido este viernes, el Departamento de Estado describió a la UNRWA como "irremediablemente defectuosa".

"La administración ha revisado cuidadosamente el problema y ha determinado que Estados Unidos no hará contribuciones adicionales a UNRWA", dijo la portavoz Heather Nauert.

Actualmente UNRWA brinda apoyo a más de cinco millones de personas en Medio Oriente, incluyendo atención médica, educación y servicios sociales.

A principios de 2018, Estados Unidos anunció que recortaría su ayuda a la agencia -unos US$125 millones- a la mitad.

Incertidumbre

Estados Unidos es el mayor donante de UNRWA. El país financia casi el 30% de las operaciones de la agencia en la región y en 2016 su aporte ascendió a US$368 millones.

La semana pasada el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, dijo que su país aumentaría sus contribuciones a la agencia, porque su crisis de financiamiento estaba alimentando la incertidumbre.

"La pérdida de esta organización podría desencadenar una reacción en cadena incontrolable", dijo Maas.

UNRWA fue creada en 1949 para ofrecer servicios básicos a los miles de palestinos que huyeron o fueron expulsados del país durante la guerra entre los países árabes y el Estado de Israel, fundado en 1948.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.