Escucha esta nota aquí

Autoridades paraguayas detuvieron este miércoles al brasileño Eduardo Aparecido de Almeida, alias "Pisca", considerado un importante jefe de la organización criminal Primer Comando de la Capital (PCC), durante un allanamiento en una vivienda en Asunción que estaba custodiada por un policía, que también fue arrestado.

De Almeida, de 39 años, estaba requerido por la Justicia brasileña por narcotráfico, según informaron fuentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad). El titular de la Senad, Hugo Vera, aseguró en declaraciones a Noticias Paraguay que De Almeida sería el tercero en la jerarquía del PCC y estaría a cargo de las operaciones del grupo criminal en Paraguay y Bolivia.

Vera precisó a ese medio que en Migraciones de Paraguay no consta ningún registro de entrada de esta persona en el país y que disponía de una cédula falsa de identidad. El ministro dijo que se está a la espera de verificar los antecedentes del detenido para proceder a su "expulsión rápida" a Brasil desde la fronteriza Ciudad del Este, segunda urbe de Paraguay.

Te puede interesar:

El brasileño estaba requerido por narcotráfico, por lo que las operaciones en Paraguay dependieron de la Senad, que contaba con autorización de la fiscal general para realizar el allanamiento. Durante la entrada a la vivienda, De Almeida intentó escaparse por la parte trasera de la casa, aunque no logró su objetivo.

De acuerdo con las autoridades brasileñas, el PCC, que nació en las prisiones de Sao Paulo, ya actúa en prácticamente en todo Brasil y su número de integrantes saltó en los últimos cuatro años en casi seis veces, desde unos 3.000 en 2014 a cerca de 20.000 en 2018.

Pese a que la gran mayoría está concentrado en Sao Paulo, con unos 11.000 integrantes, los tentáculos de la organización al parecer se extienden a países como Paraguay, Bolivia, Colombia, Guayana y Perú. 

También puedes leer: