Alejandro Masilla fue reelecto presidente de la Federación Boliviana de Taekwondo (Fbtkd), para la gestión 2018-2022, en un acto celebrado el 21 de junio en Santa Cruz. Sin embargo, directivos de Tarija (Julio Menacho), Sucre (Luis Cossío) y Oruro (Henry Pillco) impugnaron las elecciones aduciendo que se vulneraron los reglamentos y estatutos de la federación de este deporte.

“La elección en la federación fue legal, no hay nada oscuro ni ilegal; es más, yo soy abogado y no me prestaría para eso”, dijo Mansilla a DIEZ, quien comenzó su sexta gestión al frente de dicha federación.

Las tres asociaciones enviaron una carta a Édgar Cáceres, presidente del Comité Electoral explicando los motivos de su impugnación: que la convocatoria a la asamblea para llamar a elecciones llevaba solo la firma del presidente de la Fbtkd, que algunas asociaciones no fueron habilitadas para votar, que la Fbtkd no está inscrita en el Ministerio de Deportes, entre otras cosas.

Mansilla respondió a todas las interrogantes y dijo que para convocar una asamblea se la puede hacer con la firma del presidente y que las asociaciones de Oruro y Sucre no tienen ni voz ni voto porque no están habilitadas, debido a que no son asociaciones departamentales, solo municipales y en el caso de Tarija no se hizo presente en las elecciones.

Situación ante el ministerio

Respecto a que la Fbtwd no está debidamente acreditada ante el Ministerio de Deportes, Mansilla dijo que las asociaciones no hicieron llegar la documentación requerida: “Se ha pedido la documentación a las diferentes asociaciones departamentales, como la personería jurídica, pero no nos han hecho llegar”.

Para las elecciones estaban inscritos Mansilla y el presidente de la asociación de Tarija, Julio Menacho, pero este último finalmente no se presentó.

En las elecciones participaron las asociaciones de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí y Pando, cuatro de ellas votaron a favor de Mansilla y solo La Paz se abstuvo de emitir su voto.