Escucha esta nota aquí

Exigen que se levante el paro. El Gobierno afirma que no existirá diálogo mientras se mantengan las medidas de presión que afectan a los pacientes. Hoy se cumplen 26 días de paro y aún no existe una solución.

"No hay diálogo bajo chantajes, bajo amenazas y condicionamientos", afirmó en conferencia de prensa el presidente Evo Morales, señalando que hay disposición para conversar para alcanzar una solución, pero una vez que los galenos retornen a su trabajo.

Puede leer: Ministra anuncia que se procederá desde hoy con los despidos de médicos

La máxima autoridad nacional dijo no entender "cómo nuestros médicos pueden castigar a nuestros enfermos" y ratificó la plena vigencia del Código del Sistema Penal, promulgado el viernes y que incluye sanciones contra la mala praxis.

"Antes de tener problemas, levanten su huelga, vuelvan a trabajar (...) Vayan a atender a los enfermos. No confundan la medicina con la mercancía", manifestó el primer mandatario, pidiendo que se precautele la salud de la población antes que intereses sectoriales.

 

El conflicto tiene lugar debido a que el Colegio Médico de Bolivia se opone al artículo 205 de la norma y a la creación de una Autoridad de Fiscalización. Son más de 3.000 personas las que no reciben atención en el país por cada jornada del paro.

Morales dijo que se puede hablar con el sector en conflicto sobre la aplicación del Código, pero ratificó que los presidentes de Diputados y el Senado extremaron esfuerzos para consensuar la norma, sin que existiera predisposición por parte de los médicos. 

Hoy la ministra de Salud, Ariana Campero, anunció que se comenzará a despedir a los profesionales que no acudan a sus fuentes de trabajo. También se realizan ferias en espacios públicos para la atención de pacientes.