Escucha esta nota aquí

Durante 28 años Michelangelo afianzó su nombre y a su clientela con su propuesta de cocina continental italiana de autor; en este tiempo nunca han quitado un plato de su carta, solo la nutrieron, alcanzando las 75 opciones de pastas, carnes, pescados y mariscos.

Hoy podés disfrutar de estas creaciones del chef y propietario, Carlos Suárez, en un nuevo ambiente, denominado El patio, con capacidad para 30 personas. Se trata de un lugar muy romántico de estilo rústico, con piso de madera, paredes de ladrillo visto, iluminación tenue y un antiguo aljibe central del que fluye una fuente de agua, flanqueado por dos mesas, estratégicamente bautizadas como las tavolas del amore.

En un rincón del patio, que también se encuentra protegido por un antiguo palto, se encuentra el wine-bar, donde el público podrá disfrutar de las más de 38 bodegas y 150 variedades de vinos de todo el mundo.

Un cozze alla marinara, con mejillones y ostiones, en salsa de tomate de la casa; un fritto misto, de trucha, salmón o surubí; o un bistec al Pepe, sabrán mejor a la luz de las velas, con buena compañía y en este lugar de ensueño.

Visitalo de lunes a viernes, a mediodía y noche; y sábados solo noche