Escucha esta nota aquí

La grabación en la que se escucha al diputado de Unidad Demócrata (UD), Amílcar Barral, asegurando que retenía más de la mitad del sueldo de uno de sus asesores, ocasionó una fractura al interior de esa organización política. 

"Hay un infiltrado del MAS en la Bancada de UD, hay que decirlo, Jimena Costa se esta prestando para beneficiar al MAS", sentenció el también asambleísta de esa agrupación política, Rafael Quispe, en declaraciones a medios de comunicación. 

Según la denuncia, de los 4.300 bolivianos de sueldo del asistente, de nombre Hipólito Matías, éste solo percibía 2.000 bolivianos y el resto iba a las manos de Barral, que además lo recrimina por no "ayudarlo" en ciertos temas. 

La jefa de bancada de (UD), Jimena Costa, fue la que presentó la acusación contra su compañero de partido ante la Comisión de Ética de la Cámara Baja. Afirmó que consultó el caso con los líderes de la agrupación e instó a que se tomen las acciones necesarias. 

"Yo he recibido denuncias de dos funcionarios de la Cámara y como corresponde las he remitido a la Comisión de ética. El tema es de principios y definitivamente, como una no puede juzgar, es que las instancias competentes lo hagan"

Hasta el momento, Samuel Doria Medina, jefe de Unidad Nacional (UN), no se pronunció al respecto, pero ayer, justo cuando comenzó el escándalo, escribió un tuit referido a las conductas reñidas con la Ley y su castigo.
,

n
,


El legislador opositor negó la veracidad del audio y lo atribuyó a personas que quieren dañar su imagen. No volvió a referirse al caso y se conoce que internamente hay reuniones de evaluación en Unidad Demócrata.

"Con un audio montado y exfuncionarios de mi empresa pagados y la complicidad de alguien, quieren dañar mi imagen y callarme a tantas denuncias que hacemos, estamos con la conciencia tranquila, sabíamos que estaban armando algo y lo afrontaremos con la frente en alto", escribió en Facebook.

Grabación presentada por ANF:,