El Gobierno pagó el viaje de siete personas a China para constatar las instalaciones de la firma China CAMC, encargada de la construcción de un ingenio para la Empresa Azucarera San Buenaventura (EASBA). Amalia Pando denunció que ejecutivos fueron "sobornados".

"El ministerio de Producción ha instruido el viaje y segundó, que un abogado que no depende de la empresa, acompañe la misión para que verifique que se cumple el objetivo y todo fue realizad con transparencia. La misión ha sido técnica y nos hemos hecho acompañar con un experto para que garantice el proyecto", dijo hoy la exministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales.

Conoce más: Más denuncias caldean el tramo final de la campaña

En la víspera Pando afirmó que "adjudican (la construcción del ingenio) y la CAMC les regala 10 días de vacaciones, inclusive al gerente legal; o sea no es un viaje técnico para conocer si esta empresa sabe algo de plantas azucareras".

El gerente general de Easba, Ramiro Lizondo, explicó que la idea del viaje era "constatar que la empresa existía y tenía los equipos. Todo el viaje fue pagado por la empresa, a diferencia de lo que afirma la señora (Amalia Pando) que fueron de turismo". Se otorgó un viático de 254 dólares por día.

Lee también: CAMC espera fin del referendo para tomar acciones


El contrato entre CAMC y la empresa estatal asciende a más de 1.600 millones de bolivianos, bajo la modalidad de "llave en mano" y fue suscrito en 2012. El Gobierno asegura que todo el proceso del proyecto fue transparente.

"La propia empresa CAMC construye, pero algunas partes, pedazos que necesita, contrata. Hemos verificado que la empresa puede construir la empresa ( de azúcar), todas las empresas contratadas por CAMC han sido verificadas por la misión", recalcó la exministra Morales.