Escucha esta nota aquí

Marco Antonio Arana Montaño, de 24 años, falleció luego de que la avioneta que pilotaba se estrelló cuando se dirigía de San Joaquín a Trinidad, Beni, informó el periodista Renán Vasquez.

El periodista borjano Vasquez dijo a EL DEBER que se conoció que la nave siniestrada tenía como plan de vuelo: San Joaquín – Trinidad, y que en estos momentos los restos mortales del joven piloto son velados en esa localidad beniana. Su familia no ha querido hacer ninguna declaración a la prensa.

Juan Pablo Callaú, amigo del fallecido, dijo a este diario que Marco era un apasionado por la navegación aérea y que incluso se capacitó en Italia. Desde los 18 años se dedicaba a esta actividad.

Una fuente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) informó que la aeronave se había estrellado en esa localidad beniana y que las causas aún se investigan.

La comunicadora Tatiana Lara de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), dijo a EL DEBER que esa institución no reportó ningún accidente aéreo.

Lara agregó que en Beni operan un indeterminado número de aeronaves cuya actividad se desconoce y que, en muchos casos, no son registradas por la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxliares a la Navegación Aérea (Aasana), tampoco por la DGAC.