Escucha esta nota aquí

El municipio de Villa Tunari perdió unos 250.000 bolivianos en el rubro del turismo desde la caída del puente San Pedrito en el Chapare, en el trópico de Cochabamba, informó el jueves la Alcaldía.

"Hemos tenido unos 250.000 bolivianos que hemos perdido en temas de hotelería, gastronomía, transporte y atractivos relacionados con el turismo", dijo el responsable municipal de Turismo, Daniel Coria.

El puente San Pedrito estaba ubicado en el kilómetro 128 de la carretera nueva entre Cochabamba - Santa Cruz y colapsó el 27 de febrero debido a la fuerza del río.

Según Coria, con la caída de esa plataforma no hubo circulación de motorizados por casi dos semanas hacia Villa Tunari y perdió la llegada del llamado "turismo latino" que comprende a viajeros de Sudamérica.

"Esta temporada solíamos tener en especial turistas de Chile, Argentina y Colombia", dijo.

Sin embargo, manifestó que en lo que resta del año se buscará reponer las pérdidas económicas una vez que fueron habilitados dos pasos de reemplazo para el tránsito de buses y vehículos más ligeros de transporte de pasajeros.

Coria explicó que se realizará la tarea con promociones mediáticas que estarán enfatizadas durante los feriados largos y la temporada turística alta en su municipio que se registra durante el segundo semestre de cada año.

"Entre junio, julio y agosto tenemos a turistas europeos y a partir del mes de noviembre tenemos la visita de delegaciones de colegios que vienen a la región", sostuvo.

Villa Tunari es uno de los cinco municipios existentes en el Chapare, está a 166 kilómetros de la ciudad de Cochabamba y tiene un clima tropical, cálido y húmedo.

Entre sus atractivos están varios parques nacionales con vegetación exuberante y animales silvestres como el Macchia, pozas naturales cristalinas y zonas para deportes extremos, así como una red de hoteles y restaurantes, entre otros servicios básicos.