Escucha esta nota aquí

Las autoridades de Estados Unidos rechazaron este martes el plan presentado por el Grupo Volkswagen (VW) para reparar los motores diésel de la compañía que fueron manipulados para ocultar sus emisiones reales de contaminantes, por entender que la propuesta de la empresa alemana no hará cumplir las normas sobre emisiones.

El Consejo de Recursos del Aire de California (CARB, por sus siglas en inglés), dijo que "las propuestas de VW (Volkswagen) son incompletas, sustancialmente deficientes y no cumplen los requisitos legales" para que los vehículos afectados puedan ser certificados.

En la carta de rechazo a la propuesta de la compañía alemana, el CARB señala que la compañía alemana presentó el pasado 20 de noviembre un plan de llamada a revisión de los más de 500.000 vehículos afectados por el trucaje de los motores.

El CARB destacó tres graves deficiencias en el plan presentado por Volkswagen:

1. La compañía automotriz no describe de forma suficiente el incumplimiento de la normativa como para que el CARB entienda si "las reparaciones propuestas son posibles o solucionarán todas los incumplimientos".

Lee más: EEUU inicia millonaria demanda a Volskwagen

2."Volkswagen no describe específicamente las reparaciones en su plan de llamada a revisión de manera que permita a el CARB evaluar si podrían ser efectivas o incluso técnicamente posibles".

3. "Los planes propuestos no responden de forma suficiente a los impactos sobre el motor, la operación en conjunto del vehículo y todas las tecnologías de control de emisiones relacionadas".

"Por lo tanto, el CARB está rechazando los planes de llamada a revisión" de los motores de 2 litros Gen 1, 2 y 3 así como "la propuesta de VW de extensión temporal".

El rechazo del CARB se produce un día antes de que el consejero delegado del Grupo Volkswagen, Matthias Müller, se reúna con la directora de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos, Gina McCarthy, para discutir las acciones de Volkswagen.

Conoce más: Volkswagen manipuló motores desde 2008

Precisamente, este lunes Müller se mostró confiado en que las autoridades aceptarían la propuesta de Volkswagen para arreglar los motores que fueron trucados con un software que oculta sus emisiones reales de productos contaminantes, por entender que la propuesta de la empresa alemana no hará cumplir las normas sobre emisiones.