Los hermanos Said y Cherif Kouachi, supuestos autores de la masacre en la revista satírica francesa "Charlie Hebdo", murieron este viernes en el asalto de las fuerzas especiales a la imprenta donde se habían atrincherado, según varios medios franceses.

Desde el lugar, se reportaron fuertes disparos y explosiones en la imprenta de Dammartin-en-Goele, al noreste de París, donde los hermanos Kouachi, sospechosos de la masacre del semanario Charlie Hebdo, se habían atrincherado con al menos un rehén.

Al mismo tiempo que los policías franceses ingresaban a la imprenta para lanzarse contra los Kouachi, otro grupo de agentes entraban al supermercado judío donde había varios rehenes. En este operativo murieron tres civiles y uno de los captores.

Rehén liberado

El rehén que mantenían los hermanos Kouachi en una pequeña imprenta en Danmartin-en-Goele, a unos 40 kilómetros al noreste de París, fue liberado.

"El rehén ha sido liberado y se encuentra en buen estado", informó la emisora pública France Info.

Cherif cuenta que pertenecía a Al Qaeda en Yemén

“Somos defensores del profeta Mahoma”, dijo Cherif, el menor de los hermanos Kouachi a un canal de televisión y reveló que fue enviado por una célula de Al Qaeda en Yemén.

"Fui enviado, yo, Cherif Kouachi, por Al Qaeda en Yemen. Fui allí y Sheikh Anwar al Awlaki financió mi viaje”, dice Cherif al periodista cadena francesa BMFTV que llamó al edificio en el que se escondían los hermanos Kouachi, según publica la cadena de noticias CNN.

El canal de televisión francés también logró hablar con Amedy Coulibaly, el terrorista que atacó un supermercado kosher y tomó varios rehenes, quien confirmó que el ataque estaba “sincronizado” con el de los hermanos Koachi.

Coulibaly, que falleció abatido por la Policía, reivindicó los atentados cometidos en Francia a nombre del Estado Islámico.

En la mezquita de la ciudad, donde Chérif oraba algunos viernes, el responsable, Mohammed Benali, afirma que no mostraba "ningún signo de radicalización". Sin embargo, recuerda que antes de las elecciones presidenciales de 2012, había manifestado su disgusto cuando el imán solicitó a los fieles que concurrieran a votar.

Los dos hermanos estuvieron bajo el cuidado de los servicios sociales entre 1994 y 2000 en un centro educativo del centro de Francia.
El jefe del servicio educativo del centro, Patrick Fournier, los describió como "perfectamente integrados" y sin "problemas de conducta".