Dos senadores chilenos viajaron a Berlín (Alemania) para sostener encuentros relacionados a la demanda marítima boliviana. Ignacio Walker y Andrés Allamand buscan advertir los "peligros de un eventual, aunque improbable, fallo a favor de Bolivia".

El viaje se produce a dos semanas de que Evo Morales expresara, luego de una reunión con la canciller alemana, Ángela Merkel, el deseo de su homólogo de lograr una solución por la vía del diálogo. Morales también anunció que Merkel le sugirió la intervención del papa Francisco en la causa marítima.

Frente a esos antecedentes, Walker y Allamand viajaron hasta Alemania para confirmar si las afirmaciones de Morales son ciertas o no. Luego de sostener reuniones con parlamentarios y miembros del Ministerio de Asuntos Exteriores para explicar la posición de Chile y también "para desmentir al presidente Morales", según el diario español El País.

“Nosotros podemos decir responsablemente que la canciller Merkel jamás dijo una cosa como la que señala el presidente Evo Morales”, manifestó el senador Walker a ese medio. “Ese tema no se discutió y no se propuso. Esto es muy lamentable porque muchas veces, por parte del presidente Morales, ha habido un uso y un abuso de los diálogos que sostiene con distintos líderes del mundo”, añadió.

Lee más: Merkel recomendó que el papa "intervenga" por Mar

Sin embargo, la Oficina de Prensa de la Cancillería señaló que Merkel había sostenido, durante una rueda de prensa conjunta con Morales, la necesidad de reanudar el diálogo. “Nuestra versión es lo que dijo la canciller durante la rueda de prensa y es poco probable que ella haya cambiado de opinión en su reunión privada con el presidente Morales”, señaló una portavoz de la oficina de prensa, según reporta El País.

La intervención del papa

Según "fuentes políticas alemanas" (no identificadas por el diario español), Merkel no había recomendado la mediación del papa Francisco. “Lo que ha dicho el presidente en La Paz no es verdad”, manifestó Allamand.

También te puede interesar: Bolivia en "alerta" frente a nueva estrategia de Chile