Escucha esta nota aquí

Melva Hurtado, dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), saldrá de la cárcel paceña de Miraflores, según su abogado Ernesto Melgarejo, luego de permanecer un mes detenida, de forma preventiva. La líder indígena ha sido vinculada al caso de corrupción en el Fondo Indígena.

El jurista afirmó: "Estamos esperando es la audiencia de cesación a la detención preventiva", misma que debería ser positiva, tras la decisión de la juez Primera de Instrucción Cautelar Anticorrupción y Violencia Contra la Mujer, Cinthia Delgadillo, que declaró procedente la acción de libertad que presentó la defensa.

Conoce más: Tras arresto, Cidob amenaza con quitar apoyo a Evo

El pasado 4 de diciembre, Hurtado fue remitida al penal en la ciudad de La Paz, por no rendir cuenta sobre 21 millones de bolivianos que recibió en sus cuentas particulares para proyectos, muchos que son considerados "fantasmas".

Para las próximas horas se espera la audiencia, que podría revertir las medidas cautelares y dejar en libertad a la dirigente afín al Gobierno. El mismo día que se decidió su detención, también fue remitido a la cárcel el dirigente de la Csutcb, Remy Vera. 

Lee también: Hallan 49 obras fantasma del Fondo Indígena

"Yo he presentado todo mis descargos (…), sin embargo estoy dentro (…) actuaron tan mal, porque también han violado los derechos de los pueblos indígena", manifestó a ANF en días pasados la dirigente, que negó los cargos en su contra.