Escucha esta nota aquí

Omar Chuima Quispe, un privado de libertad de 25 años de edad, murió el pasado fin de semana después de haber sido castigado en un pozo, ubicado en el interior del penal de San Pedro de La Paz.

“El interno no se habría presentado a una formación del control interno, por tal motivo esta persona, de acuerdo a la organización interna de los privados de libertad, tendría como sanción ingresar a un pozo con agua”, informó el teniente Irving Saavedra, jefe operativo de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz.

El hecho ocurrió el sábado, cuando -según la información policial- el interno ingresó al pozo a cumplir su sanción y al salir se desvaneció, por lo que fue trasladado a un hospital, donde falleció. Según la autopsia, el joven murió como consecuencia de una asfixia por sumersión y traumatismo cráneo encefálico.