Escucha esta nota aquí

El famoso empresario Bill Gates aseguró que en la nueva planta de su fundación será posible salvar numerosas vidas ya que ha logrado convertir el excremento humano en electricidad y agua potable.

"El procesador de próxima generación, más avanzado que el que vi, podrá procesar desechos de 100.000 personas, y producirá hasta 86.000 litros de agua potable al día y un total de 250 kw de electricidad", escribió Gates en una publicación de blog.

La instalación, llamada el Omniprocessor, fue diseñada y construida por Janicki Bioenergy que es respaldada por la Fundación Bill & Melinda Gate, que trata de prevenir las enfermedades ocasionadas por suministros de agua contaminados, según informó la cadena informativa mundial CNN.

"Si lo hacemos bien, será un buen ejemplo de cómo la filantropía puede proporcionar capital inicial que haga que personas brillantes trabajen en grandes problemas y, con el tiempo, creen una industria auto sostenible", indicó el empresario.

La publicación vino acompañada por un video donde se lo ve bebiendo agua producida por la planta, la cual describió como "deliciosa" y "tan buena como cualquiera de las que he probado de una botella".

"Tras haber estudiado la ingeniería que está detrás del agua, felizmente la bebería todos los días. Es así de segura", escribe en la publicación de Gates.

Un procedimiento a base de calor


El excremento se calienta a 1.000 grados Celsius o 1.832 grados Fahrenheit para extraer el agua, la cual es sometida a otros tratamientos a fin de asegurarse de que sea potable.

Además, el excremento deshidratado puede ser quemado, produciendo suficiente calor como para generar la electricidad necesaria para extraer el agua. El excedente de electricidad puede ser vendido a usuarios externos, así como el agua.

La Fundación Bill & Melinda Gates está realizando un esfuerzo para mejorar las condiciones de salubridad en el mundo en vías de desarrollo.

"Hoy, en muchos lugares que no cuentan con modernos sistemas de alcantarillado, los transportistas toman los residuos de las letrinas y los vierten en el río u océano más cercano, o en una instalación de tratamiento que en realidad no tratan los residuos", subrayó el exitoso empresario.
,

Bill

Gates comparte agua de su planta procesadora con Peter Janicki