BBC

Mundo

"La herencia del viento": la visión de un agricultor en la Berlinale

17/2/2019 11:46

Escucha esta nota aquí

El cortometraje de egresados de la Universidad de Guadalajara, México, logra transmitir la pasión con la que un agricultor cuida de sus cultivos; la cinta fue estrenada en la sección de Cine Culinario de la Berlinale.Juan dedica la misma atención a sus plantas que a enseñar a sus hijos y sus empleados sobre el valor de la agricultura. "Las plantas sienten si les transmites miedo, sienten cuando les das atención, son como los hijos”, reflexiona Juan. Se escucha su voz mientras se le ve trabajando en la milpa. Desde que él recuerda, ha trabajado en el campo, una relación con la tierra de más de 40 años que se ha convertido en agradecimiento por lo que le ha enseñado. No sólo para él, para México la agricultura ha tenido un papel fundamental a lo largo de su historia."Juan Zúñiga es un agricultor de la zona de San Gabriel, Jalisco. Cada día lo dedica a entregar lo mejor a sus cultivos. Trabaja hombro con hombro con sus trabajadores, aunque las tierras son de él”, afirma César Camacho, uno de los codirectores, en conversación con DW.Un campesino con una visión diferenteJunto con Alejandra Retana y César Hernández, Camacho realizó el cortometraje en el marco de sus estudios en el Departamento de Imagen y Sonido de la Universidad de Guadalajara, México. "Lo encontramos por casualidad y por lo que nos preguntaba nos dimos cuenta de que era una persona que veía las cosas de manera diferente”, dice Camacho. El joven realizador explicó que la idea surgió de la discusión en equipo. "Las decisiones fueron tomadas bajo el principio básico de la equidad, siempre en consenso”, dice, pero el trabajo en el campo fue repartido entre los tres. Camacho hizo la fotografía, Alejandra Retana, las entrevistas y la dirección y César Hernández se hizo cargo del sonido.El resultado convenció al público de la Berlinale. La cinta documental vive de la plasticidad de las imágenes que retratan el día a día del protagonista, cuya voz conduce el relato. "Cultiva pepino y maíz y produce semillas, pero lo intenta hacer de una manera totalmente orgánica. Busca métodos como la milpa, trata de que la plaga no perjudique los cultivos, pero sin atacarla con pesticidas o químicos. Es una lucha de todos los días en contra de un sistema convencional que utiliza pesticidas”, afirma Camacho y añade que el campesino logra grandes resultados en su cocecha.El amor a las semillas"Él veía su responsabilidad en cada planta e intentaba transmitir en cada una de las semillas ese amor que le tiene a la agricultura. Necesitamos más agricultores como Juan, más personas que sean conscientes sobre la responsabilidad que tienen en sus actividades”, dice.César Camacho explica que la agricultura es importante porque es el primer escalón en la producción de un país. "El alimento es lo más básico que tenemos y la agricultura es una de las actividades primordiales en la generación de alimentos, por ello su importancia es superior sobre las actividades que tienen un proceso industrial o valor agregado. México debe volver a ver a la agricultura como la base de la existencia de nuestro país”.¿Qué clase de hijos vamos a dejarle a la tierra?El joven cineasta afirma que el cortometraje va de lo particular a lo universal y que el título de la película alude al hecho de que el viento es el transporte de la agricultura.Una reflexión del campesino mexicano se queda en la memoria del espectador. "Siempre se cuestiona sobre la clase de tierra que vamos a dejar a nuestros hijos. Y yo creo que es al revés, porque la tierra siempre ha estado ahí. Más bien hay que preguntarse qué clase de hijos vamos a dejarle a la tierra”.La agricultura es considerada una de las actividades económicas más relevantes en México, debido a la gran cantidad de empleos que genera en el país. Es el sector productivo más importante desde el punto de vista económico, social y ambiental, pues de él depende la alimentación de millones de personas, el incremento de la población productiva y la preservación y cuidado del medioambiente.El agricultor retratado por los jóvenes cineastas, comparte su visión sobre la agricultura con su familia y sus empleados, y también con los consumidores finales que reciben el producto de su cosecha, y en este sentido es un transmisor como el viento. Autora: Eva Usi (CT)