Escucha esta nota aquí

Un piloto de la línea aérea Etihad debió abortar el despegue del vuelo que tenía como destino Australia vía Abu Dhabi por el desesperado pedido de dos abuelos que recibieron un mensaje de emergencia de su yerno segundos antes de que apagaran su teléfono móvil.

El hecho ocurrió en el aeropuerto de Manchester, cuando uno de los abuelos recibió un texto del marido de su hija anunciándoles una pésima noticia: su nieto estaba en terapia intensiva y era imperioso que no abordaran el avión en el que ya se encontraban.

El avión ya se encontraba en la pista de despegue cuando ambos pasajeros comenzaron a hacer señas a miembros de la tripulación para poder informarles sobre la noticia. Las azafatas atendieron el reclamo y se lo trasladaron al piloto de la aeronave, quien resolvió cambiar el plan inicial y volver al espigón para que los dos abuelos pudieran bajarse.

El hecho fue relatado en el sitio TravelMole.com por Becky Stephenson, quien trabaja en la industria turística en Bradford y tenía como clientes a los desafortunados pasajeros. "Alertaron a la tripulación de cabina quien avisó al piloto. Él tomó la decisión de retornar a la puerta, así la pareja podría desembarcar, pero no solo eso, la tripulación también arregló todo para que fueran asistidos en el aeropuerto y hasta le dieron un auto para trasladarlos", señaló la agente de turismo.

Lamentablemente, el niño murió. Pero los abuelos pudieron estar a su lado en ese fatídico momento. "Tristemente el nieto de mis clientes falleció el día después, pero si ellos no hubieran podido bajarse, deberían haber vuelto desde Abu Dhabi y quizá no hubieran podido estar a su lado sus instantes finales", agregó Stephenson.