Escucha esta nota aquí

El nuevo presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Pastor Mamani, dijo que la retardación de Justicia en el país desapareció y hay celeridad en los casos que llegan hasta esta instancia superior en Sucre. 

"Tras la elección de magistrados por voto popular, la retardación ha desaparecido (...) y la celeridad ha sido más visible. En la práctica podemos demostrar, por ejemplo en mi caso, en la sala social y contenciosa hemos concluido todas las causas", aseguró en una entrevista en Unitel. 

El nuevo presidente del TSJ, que asumió el cargo el martes en reemplazo de von Borries, manifestó que coordinarán con el Legislativo y Ejecutivo para buscar solución a la crisis en la administración de Justicia en el país.

Mamani explicó que recibirá un informe de von Borries sobre la situación de TSJ y se comprometió a profundizar las acciones y cambios que impulsó el magistrado cruceño. "Hay un compromiso de todos los magistrados, en coordinación con todos los órganos del Estado, para ver cómo encarar las problemas", dijo.

Ante las constantes críticas de la oposición política al Tribunal en sentido de que está influida por el Gobierno, Mamani respondió: "no hay una intromisión, la independencia judicial se ha respetado. No hay aquella intromisión directa o indirecta que alega la opinión publica".