El canciller chileno, Heraldo Muñoz, de forma categórica descartó que se hubiese abordado la demanda marítima que presentó el país andino ante La Haya durante la reunión bilateral que sostuvieron los presidentes de Chile y Bolivia, Michelle Bachelet y Evo Morales, respectivamente, en el marco de la Cumbre de la Celac.

"Quisiera reiterar de manera categórica que el tema marítimo no
está en la agenda de diálogo porque, como se sabe, está en (la Corte
Internacional de Justicia de) La Haya. De modo que continuará
tratándose donde corresponde", dijo Muñoz este viernes a los periodistas chilenos.

El canciller chileno respondió así a su homólogo boliviano, David 
Choquehuanca, quien dijo que la agenda abordada este jueves entre
Bachelet y Morales era "sin exclusiones", incluida la demanda marítima que Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La
Haya para negociar con Chile una salida al Océano Pacífico.

"Está confundido"

Muñoz enfatizó que "Chile continuará defendiéndose con todos sus
argumentos jurídicos, de diplomacia pública y privada en La Haya".
"De modo que si hay cualquier otra interpretación por parte del 
canciller boliviano, quiere decir que está confundido", remarcó.

Pero precisó que ello no implica que no se puedan tratar otros temas definidos previamente en una agenda bilateral de 13 puntos. 

Bolivia demandó a Chile en el 2013 ante la CIJ para reclamar una
salida soberana
al Océano Pacífico que perdió en una guerra en el
siglo XIX. 

Chile rechaza la demanda y considera que no hay temas limítrofes
pendientes con Bolivia ya que éstos habrían quedado definidos en un
tratado vigente desde 1904.

Además, ha impugnado la capacidad de la CIJ de resolver la demanda, al considerar que se constituyó con posterioridad al tratado de 1904.

Agenda sin tema marítimo

Bachelet y Morales acordaron retomar el diálogo bilateral sobre la base de una agenda de 13 puntos suscrita entre ambos países en 2006 y que incluye temas como el libre tránsito y la cooperación en temas como la cultura, el turismo y la lucha contra el narcotráfico.

La postura de Chile es que se pueden abordar todos los temas menos la demanda marítima por estar radicada en La Haya. 

"No hay ningún cambio en la política nacional. Siempre hemos dicho desde el inicio que la agenda bilateral nosotros quisiéramos que pudiera avanzar en los temas de interés común", dijo Muñoz. 

"Siempre fue la agenda de los 13 puntos, excepto que el tema marítimo no se puede considerar porque está en La Haya: tan claro como eso", recalcó Muñoz.