Escucha esta nota aquí

La muerte de al menos 39 niños a causa de la gripe desde el pasado 24 de marzo ha encendido las alarmas del Gobierno de Kenia, que ha pedido a los padres del distrito de Nakuru, donde se han registrado 296 casos, que extremen precauciones, informaron hoy medios locales.

El ministerio de Sanidad aseguró que el virus de la gripe afecta sobre todo a niños menores de cinco años y que por ahora no responden a la medicación, por lo que a la fiebre típica de la gripe le siguen convulsiones, la entrada en coma y luego la muerte.

Para evitar la propagación del virus, el Gobierno ha pedido a los padres de niños que sufran tos aguda y fiebre que los lleven al hospital más cercano. Hospitales y centros médicos también han sido puestos en alerta para informar de cualquier paciente que llegue con síntomas parecidos a los de la gripe.

"Muchos casos tienen una respuesta limitada a los antibióticos", explicó en un comunicado la ministra de Sanidad, Cleopa Mailu, que pidió a los familiares de posibles enfermos que se laven las manos y la cara después de cualquier contacto con ellos.

En el caso de los niños menores de cinco años, los síntomas típicos de la gripe -fiebre, migraña, tos, dolor muscular- se pueden sumar náuseas y vómito y, en algunos casos, puede derivar en neumonía.

Muestras de sangre y naseofaríngeas -secreciones de la parte superior de la garganta- han sido enviadas al laboratorio del Centro de Control de Enfermedades (CDC-Kenia) en Nairobi para determinar la causa de las muertes, añadió Mauli.

Kenia dispone de un sistema de detección de casos de gripe relativamente moderno después de la alarma internacional creada por la gripe aviar, aunque el virus sigue siendo una causa mayor de hospitalizaciones en el país, en especial de niños pequeños.