Escucha esta nota aquí

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Vitaliano Mamani, garantizó el jueves el normal abastecimiento de azúcar en el mercado interno, a pesar que el inicio de la zafra se postergó alrededor de un mes, debido a las fuertes lluvias registradas en el norte integrado del departamento de Santa Cruz.

"De todas maneras, con la capacidad, con la reparación que se han hecho a los ingenios y una vez que mejore el tiempo, vamos a poder reponer la pérdida que vamos a tener, que es cerca de un mes, para poder cumplir con el cupo establecido. Garantizamos el mercado interno, y todo el excedente será para el mercado externo", informó.

Según el dirigente, la meta de producción para este año asciende a 11,5 millones de quintales y la demanda del mercado interno es de sólo a 8,5 millones de quintales, dejando un importante excedente para la exportación "y traer más utilidades al país".

Dijo que la zafra tenía que comenzar a inicios de este mes, pero se tuvo que reprogramar cronogramas para arrancar esa tarea a finales de mayo, debido a las constantes lluvias en el norte integrado de Santa Cruz.

"Este año está empezando a llover en el oriente, en el norte integrado de Santa Cruz, donde teníamos previsto iniciar en los primeros días de mayo, pero lamentablemente no se va a poder", sostuvo.
?