Escucha esta nota aquí

El coordinador departamental del Centro de Operaciones de Emergencia de Beni (COE), Luis Philips, descarta inundaciones en territorio beniano, al menos durante enero. Ratificó que la alerta amarilla se mantiene en este departamento debido a la crecida de los niveles de los ríos.

“Los datos demuestran que todavía existen márgenes necesarios para seguir por lo menos sin riesgo durante toda esta temporada, por lo menos en enero se descarta cualquier tipo de inundaciones, en ese sentido pido tranquilidad a la población”, dijo Philips en radio Panamericana.

La autoridad detalló que la cuenca del río Mamoré se encuentra en los 4,10 metros de barranco, en Guayaramerín, 3,50 metros de barranco, Riberalta 4,20 de barranco. “Hay algunos ríos que incrementaron sus aguas por cuestiones de la lluvia, pero no muestran problemas de algún tipo de inundación, no hay razones para declarar la alerta naranja en Beni”, añadió.

Con respecto al corte de la vía que se registró este domingo en Rurrenabaque, Philips dijo que en este sector se reportaron fuertes precipitaciones pluviales que generaron una crecida en el río Beni. “En ese sector llovió bastante y ha tardado en drenar el agua, estimamos que se logré en 24 horas”, concluyó.