Escucha esta nota aquí

Jeremy Meeks, el preso cuya foto policial se convirtió en un fenómeno viral en 2014 y lo catapultó a la fama como uno de los modelos más cotizados de la industria, será papá nuevamente.

Tras la locura por la fama, Meeks dejó a su mujer, con quien tenía dos hijos, e inició un nuevo romance junto a Chloe Green, hija del dueño de Topshop y heredera de todo el imperio fashionista que su papá fundó en el Reino Unido y que se expandió al mundo entero.

Y ahora que llevan más de un año juntos darán un próximo importante paso: serán padres. Así lo anunció Us Weekly, asegurando que diversas fuentes cercanas a la pareja confirmaron la noticia.

El modelo de 34 años y la heredera de 27 fueron captados juntos por primera vez en junio de 2017, cuando Meeks aún estaba casado legalmente con Melissa Meeks.

Tras un verano de amor oculto, decidieron contar al mundo su relación a través de las redes sociales.

La pareja