Escucha esta nota aquí

Una peregrinación religiosa terminó en una tragedia en México: un camión de carga que estaba fuera de control atropelló a unas 200 personas, de las cuales 26 perdieron la vida la noche de ayer, miércoles.

El hecho sucedió en la localidad de Mazapil, al norte de México, durante las fiestas patronales y además de los fallecidos, dejó 40 personas gravemente heridas.

Los fieles, que se encontraban a pocos metros de la iglesia a donde se dirigían, fueron atropellados por el camión alrededor de las 19:00. Los frenos del vehículo dejaron de funcionar y se fue cuesta abajo, golpeó con una fila contra de autos estacionados y se llevó por delante a los peregrinos.

Seguridad en las carreteras mexicanas

Este accidente se suma a otros que arrojan la cifra de más de 24.000 muertos al año en México, un país que sufre problemas de seguridad vial desde hace varios años.

Entre los factores de riesgo, se evidencia la circulación de vehículos de carga pese a la aprobación de una norma que regula el peso, la velocidad y las dimensiones de estos transportes. Desde su promulgación, en enero de este año y hasta mayo, se registró un aumento mensual del 13% de accidentes de camión en relación al mismo periodo de tiempo en el 2014.