Escucha esta nota aquí

El proyecto de ley "Para la defensa de los animales contra actos de crueldad y maltrato" fue aprobado este viernes por la Cámara de Diputados y ahora espera su revisión en el Senado, antes de ser promulgada por el Órgano Ejecutivo. 

Estos son los seis puntos más importantes de la norma, número 136, que consta de 10 artículos, dos disposiciones finales y una disposición transitoria. 

1.- Los animales tienen derechos. En el artículo 3 la ley señala que los animales deben "ser reconocidos como seres vivos, tener un ambiente saludable y protegido, ser protegidos contra todo tipo de violencia, maltrato y crueldad y ser auxiliados y atendidos".

2.- Los dueños tienen deberes. En el artículo 5 se enumeran las obligaciones de las personas y los dueños de los animales, quienes deberán evitar hacer sufrir a los animales, denunciar actos de maltrato y crueldad, y educar a las nuevas generaciones sobre el respeto a los animales.

3.- Los dueños son responsables de los actos de sus animales. Los dueños deberán asumir la responsabilidad de la tenencia de un animal y de los daños a terceros que el animal pudiera ocasionar, controlar el ciclo reproductivo de su animal y darle cuidado médico, velar por su alimentación y evitar la cría de un mayor número de animales que el dueño pueda mantener, según indica el artículo 5.

4.- El maltrato es un delito. El artículo 10 establece que tratos crueles y el biocidio se incluirán en el Código Penal como el artículo 350. Los tratos crueles se penarán con privación de libertad de seis meses a un año y prestación de trabajo de tres a seis meses. Si alguien maltrata y provoca la muerte de un animal, la pena podrá subir "un tercio de la pena máxima" siendo el tope mínimo seis meses de cárcel. Si el animal fuere el que causara algún daño, el dueño es el responsable de cubrir los gastos.

5.- También se pena el biocidio y la zoofilia. También está penalizado el uso de un animal en prácticas sexuales (zoofilia). El biocidio está penado por dos a cinco años de cárcel, que también podrá subir a un tercio si el animal muere. El biocidio es la matanza injustificada de un animal doméstico o silvestre domesticado. 

6.- Las excepciones. Las disposiciones finales establecen que en esta ley se exceptúa de su aplicación "el uso de los animales en los actos ejercidos en la medicina tradicional y ritos que, si rigen conforme a su cultura y tradiciones de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, deben realizarse evitando el sufrimiento innecesario y agonía prolongada". También excluye a la fauna silvestre que será regulada en otra ley.