Escucha esta nota aquí

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) instruyó este martes a las entidades de intermediación financiera atender las solicitudes de reprogramación de deudas de los comerciantes afectados por el incendio en el mercado Uyustus de La Paz.

La ASFI explicó, en un comunicado, que los bancos deben contemplar "exclusivamente a los deudores clasificados como micro empresarios y comprendidos en la categoría de no imponible o del Régimen Tributario Simplificado", según la legislación y normativa tributaria vigente.

Según la entidad reguladora, las reprogramaciones deberán efectuarse previa evaluación y análisis individual de la situación de cada comerciante.

Las reprogramaciones deberán tomar en cuenta la afectación personal de cada comerciante y evitar incurrir en situaciones que afecten el riesgo crediticio de las entidades de intermediación financiera.

Deben tomar en cuenta que los recursos destinados a la cartera provienen de los ahorros del público, considerados constitucionalmente como de interés público, "que deben ser adecuadamente preservados", según la ASFI.