Escucha esta nota aquí

El concejal del municipio de Santa Cruz por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Saúl Avalos, declaró este lunes, en calidad de testigo, por el caso de corrupción al interior de la Unidad de Comunicación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y aseguró que la propietaria de la empresa Colibrí, Erika Rojas, dice la verdad respecto al material que se elaboró para la estatal petrolera.

"En mi calidad de concejal de presidente yo solicité material para la carrera pedestre y se me entregó en septiembre de 2013. (...) La señora Rojas no ha mentido, está en su declaración", declaró Avalos.

Además detalló que "la señora Rojas dice que evidentemente me entregó el material consistente en poleras, pasacalles y banderines", explicó a los periodistas, después de declarar en las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Recordó que el 18 de septiembre de 2013 solicitó mediante una nota a YPFB material publicitario para que se entregue en la carrera pedestre "10 kilómetros Presidente Evo" de Santa Cruz.

"Nada tiene que ver con la campaña del 2014. Algunos medios señalan que fue material para campaña, no es verdad, no es cierto. La señora Rojas, en su declaración ampliatoria, señala claramente que a mí me entregó para la carrera pedestre en fecha 22 de septiembre del 2013, consistente en poleras blancas con logotipo de YPFB para la carrera, los banderines y pasacalles", aclaró.

Detalló que ese día la propietaria de la empresa Colibrí le entregó cuatro pasacalles, 2.000 banderines y 300 poleras.

"Fue lo único que hice. No tengo nada que ver con lo que se investiga, no conozco a la gente involucrada en esos hechos investigados. La persona que está involucrada que me entregó el material no la conocía y jamás la había visto, sino hasta el día que me entregó el material el 22 de septiembre de 2013", sustentó.

El concejal dijo que retornará a la ciudad de Santa Cruz porque solo prestó su declaración en calidad de testigo.