Escucha esta nota aquí

La Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia declaró el viernes estado de emergencia en defensa del secreto de la fuente en el caso del bebé Alexander, en el marco de la Ley de Imprenta.

"Se declara en emergencia ante la pretensión del Ministerio Público de conminar al medio televisivo Red ATB, de revelar la fuente de procedencia del audio que revela una injusticia", anunció en un comunicado a la opinión pública.

El Ministerio Público requirió a la red ATB revelar el nombre de la persona que entregó un audio en el que la jueza Patricia Pacajes reconoce, entre copas, que el médico Jhiery Fernández es inocente y que el bebé Alexander no fue violado.

"La Red ATB hace conocer a sus televidentes, enfáticamente, que no revelará su fuente por principios éticos y normas penales que así nos amparan. Cabe recordar que la Ley de Imprenta señala en su artículo 8 que el secreto de imprenta es inviolable", informó ese medio.