Opinión

... Cara a cara

El Deber 28/7/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

Sesión internacional en el Tipnis. A mediados de agosto, cinco miembros del Tribunal Internacional de Defensa de la Naturaleza sesionarán en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y escucharán las denuncias sobre violaciones a sus derechos e inquietudes de las 64 comunidades indígenas. Hay expectativa porque el evento permitirá conocer la realidad que viven los pueblos en esa región.

Para la Fundación Tierra Oriente en estos momentos no hay en el país un solo territorio indígena titulado que no tenga asentamientos ilegales. Más o menos el 70% de estos y los parques nacionales están afectados con concesiones petroleras. Otra de las preocupaciones está centrada en que, pese a la mayor conciencia en la población boliviana, algunos indígenas están de aliados con autoridades oficialistas que promueven el avasallamiento y la destrucción de varios de estos territorios. Ojalá la llegada del tribunal sirva de punto de partida para gestionar la unidad de los pueblos indígenas del Tipnis en pro del respeto a sus derechos.

Más claridad con el gas. Es hora de transparentar las cifras del gas boliviano. Oficialistas (ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez) y opositores (Óscar Ortiz) han llegado a desafiarse a dejar sus cargos tras verificar quién dice el volumen correcto (si son 4 o más de 10 TCF) de las reservas gasíferas en Bolivia. El extremo es el tira y afloja por los cupos de envíos a Argentina, mientras las autoridades nacionales aseguran que no se aumentó el volumen de venta por no ser conveniente y desde el país vecino afirman que Bolivia pidió enviar menos en mayo.

El MAS puso de moda a Mesa. José Alberto Gonzales, presidente del Senado, ve que Carlos de Mesa es como Messi o una doncella codiciada. Fue el MAS el que lo puso como vocero marítimo y forzó un proceso en su contra.