Fue trasladada desde la cárcel de Obrajes. Gabriela Zapata y debía comparecer nuevamente ante el juzgado público segundo de la niñez y la adolescencia. A último momento se determinó la suspensión de la declaración y la llevaron nuevamente al penal para mujeres.

"Se hubieran vulnerado los derechos de ese niño, este caso es por violencia psicológica porque no se le ha permitido tener acceso al papá, según la representación que hizo el presidente", dijo Williams Sánchez, abogado Zapata a su salida de juzgados.

Conoce más: Zapata dice que hijo de Evo vive y tiene pruebas

La primera vez que declaró ante la juez Jackeline Rada, el proceso, que fue iniciado por el primer mandatario, fue declarado en reserva. Sin embargo, en los últimos días salieron a relucir más documentos sobre el menor, tanto desde la Fiscalía General como de su familia.

Al medio día el entorno de la exgerente de CAMC presentó fotografías de un niño, supuestamente el hijo de Evo, junto con documentos sobre ecografías en una clínica privada de la ciudad de La Paz, eso con el fin de refutar la versión gubernamental que apunta a la inexistencia del niño. 

Lea también: Acusada acude a ONU y Gobierno garantiza derechos

La víspera el Ministerio de Gobierno aseguró que Zapata goza de todos los derechos y garantías, como todas las reclusas del centro penitenciario para mujeres. Ella advirtió amenazas de muerte en su contra al revelar que el hijo del presidente está vivo.

La mujer permanece con detención preventiva desde el pasado 28 de febrero, en medio de la investigación por los presuntos delitos de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento de particulares con afectación al Estado y uso indebido de influencias en grado de complicidad.