Escucha esta nota aquí

"Vamos a estar firmes", dijo el gobernador de Santa Cruz, Rubén  Costas al ser consultado sobre el papel que tendrá la oposición frente al fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional que habilita una nueva candidatura de Evo Morales y las medidas de protesta que se paralizaron por la realización de las elecciones judiciales. 

La autoridad adelantó que el gobierno departamental de Santa Cruz acatará cualquier decisión que asuma la Asamblea de la Cruceñidad, que la próxima semana debe definir si acepta el pedido de varios colectivos ciudadanos, sobre todo de jóvenes, que piden que se convoque a un paro cívico.

"Vamos a acatar las decisiones que se asuman en la Asamblea y así lo hará la Gobernación", dijo la autoridad en conferencia de prensa tras depositar su voto en el colegio Gabriel René Moreno, en el centro de la capital cruceña. 

La autoridad aseguró que mantendrá su lucha por defender el voto ciudadano y la democracia, como siempre lo hizo. Reiteró su llamado a los cruceños y bolivianos a mantener la calma en estos momentos y evitar que el MAS electoralice el país. 

Costas también tuvo palabras para "la derecha recalcitrante", a quién acusó de estar lanzando mensajes con el objetivo de crear división. Señaló que él es parte de una "oposición democrática" que se mantendrá con la firmeza necesaria para defender a los ciudadanos. 

Sobre las elecciones judiciales, Costas recordó que ya es de conocimiento público qué opina sobre este proceso. "Ustedes ya saben cuál es mi decisión", afirmó.

El gobernador, junto a otros líderes políticos conocidos como el 'G-5', firmaron en semanas pasadas dos pronunciamientos, uno anunciando que votarían nulo en las elecciones judiciales, y el segundo para rechazar el fallo del TCP sobre la repostulación y comprometerse a conformar un bloque de unidad que enfrente a Evo Morales en las próximas elecciones.